viernes, 11 de diciembre de 2009

"Ahora nos encantaría quedar embarazados"

La pareja se casó en una gran celebración que duró cinco días –del jueves 3 al lunes 7– e incluyó Civil y fiesta para 180 personas en Buenos Aires, y que también tuvo ceremonia religiosa en una iglesia de Brasil, y rito umbanda en la playa.
Image and video hosting by TinyPic
Mi gran casamiento... Detrás de la iglesia Nossa Senhora de Ajuda, en Arraial D´Ajuda, al sur de Bahía, los flamantes novios posan para las fotos luego de jurarse amor eterno ante Dios. Su boda brasileña fue el lunes 7.

Image and video hosting by TinyPic
Y por civil Unos días antes, el jueves 3, Emilia y el Turco recibieron sus libretas como flamantes marido y mujer en el Registro Civil de Lomas de Zamora, en el sur del Gran Buenos Aires.

El amor se demuestra en actos, se dice, y acaso el más simbólico de todos sea el casamiento. Por eso se presume tan absoluto el sentimiento que une a Emilia Attias (22) y el Turco Naim Sibara (43). Luego de dos años y medio juntos, entre el jueves 3 y el lunes 7 de diciembre, la pareja de actores se juró unión eterna primero en un Registro Civil de Lomas de Zamora, luego en una capilla colonial brasileña, y más tarde en una playa de Bahía, con un ritual umbanda dedicado a la diosa del mar. Cinco días de ceremonia que comenzaron un jueves, con un fiestón de 12 horas, para 180 personas, en un salón de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires. Y que terminó el lunes más romántico que se recuerde, con los novios y sus íntimos escribiendo sus intenciones sobre una balsa que se perdió en el Atlántico, a miles de kilómetros de estas tierras, y con tambores bahianos vibrando sobre la arena. El amor se demuestra en actos.

Jueves 3, 9.00 AM. El paso del Turco y Emi por el Registro Civil de Lomas de Zamora fue, como se acostumbra últimamente, poco más que un trámite. La pareja, los testigos –el primo Lalo Tinte por parte de él, y la amiga Violeta Urrutia, por el de ella– y pocos familiares. Los otros dos grandes protagonistas de la mañana en Lomas son las alianzas Homero, en cuyo interior reposan grabados los nombres de los novios junto a un rubí incrustado. Ella, como pasará durante las distintas ceremonias que se irán sucediendo, luce un diseño de la diseñadora uruguaya Ana Livni. El, un sobrio Prada color azul. La declaración de “marido y mujer” llegó a través de Margarita Giménez, la misma jueza de paz que casó a Sandro y Olga Garaventa en 2007. Lo mejor estaba por venir.

Jueves 3, 13.00 PM. Todo fue perfecto en el salón del complejo náutico Marina del Norte, en San Fernando. Luego de repetir la ceremonia del Civil, esta vez con los 180 invitados como testigos, un relajado y soleado día de buena música y exquisiteces. El Turco subió al escenario junto a su banda, Gin Tonic, y le dedicó un tema a su flamante esposa, Remolino de Luz: “Ella es un remolino de luz, me lleva puesto con su luz”, con Zorrito Von Quintiero al bajo. Sobre la pista, las Attias hicieron gala de su belleza: Emilia, Luciana (30) y las mellizas Bárbara y Agustina (25). El quinto Attias, que también se sumó al baile, fue Gonzalo (21), el único varón de la familia que iniciaron Poupée y Carlos, separados desde hace 17 años. Y entre tantos amigos y familiares, algunas caras conocidas, como Reina Reech, Martín Bossi, Pachu Peña, Pablo Granados y Mariano Iúdica, todos muy bien acompañados. La torta, en una celebración donde no hubo vals ni ofrenda del ramo, también tuvo un toque de distinción. “La cortamos entre todos”, invitó el Turco. Faltaba poco para la medianoche, el capítulo porteño de este particular casamiento ya estaba cerrado.

Lunes 7, 11.00 AM. El lugar, Arraial D´Ajuda, una villa turística ubicada a 600 kilómetros al sur de Salvador de Bahía, en el nordeste brasileño. En la pintoresca capilla de esta población, llamada Nossa Senhora D´Ajuda, el padre Estanislao une ahora los destinos de Emilia y Naim, esta vez ante Dios. Junto a ellos, la troupe que llegó desde Buenos Aires, con la mamá y la hermana mayor de Emilia, acompañados por tres amigos. En Arraial se les sumó Yamil, el hermano del Turco, que vive en esta tierra junto a su familia desde hace 20 años. “Quisimos casarnos en este lugar tan mágico, que además es el hogar del hermano de Naim; fue todo muy romántico y sencillo, como nos gusta a nosotros”, contó Emilia después.

Lunes 7, 18.00 PM. En el interior de la posada San Francisco, todos son preparativos. Vestidos de blanco, los novios son el centro de la pequeña celebración organizada en tributo a la diosa Lemanjá, que para la creencia umbanda representa al mar. Rodeados por el sonido de tambores y el canto de unas lugareñas, Emilia, Naim y sus seres queridos escriben intenciones y las meten en una vasija. Luego son los novios –acompañados por un pai– quienes suben esa vasija a una balsa y se adentran al mar para dejarla partir, en una ceremonia tan exótica como romántica. “Tuvimos nuestro casamiento soñado, no podría haber salido mejor”, dijo el Turco. “El casamiento es el comienzo de una nueva vida… Si fuera por nosotros, nos encantaría quedar embarazados enseguida”, declara Emilia. Luego de unos días en Arraial, el nuevo destino de Emi y Naim será Carlos Paz, donde el Turco hará temporada junto a Florencia de la Ve. Allí, serán el señor y la señora Sibara.

Fuente--> Paparazzi


No hay comentarios:

 
Emilia Attias Fans © 2008 ♥ P�gina Dise�ada por BloggerDesingsPLH